En medio de esta incertidumbre reinante, el comercio electrónico se sigue abriendo paso y se está convirtiendo en protagonista ante la imposibilidad de realizar las compras en los establecimientos. Para ello, el marketing digital se erige como clave para adaptarse a las características del canal online.

Ante el obligado cierre de miles de establecimientos físicos como consecuencia de la pandemia del coronavirus, el crecimiento del comercio online lleva a los negocios a poner sus miras en el marketing digital para adaptarse al nuevo entorno y las necesidades de los clientes. La crisis que a muchos niveles está conllevando la pandemia de coronavirus, obliga, no solo a ciudadanos a estar confinados en sus hogares, sino también a miles de establecimientos a cerrar las persianas de sus negocios.

En medio de esta incertidumbre reinante, el comercio electrónico se sigue abriendo paso y se está convirtiendo en protagonista ante la imposibilidad de realizar las compras en los establecimientos. De hecho, el canal online se ha convertido, para muchos negocios, en el único que les permite generar ingresos pero también ha puesto de manifiesto la necesidad de que muchos se adapten y potencien sus recursos online. Para ello, el marketing digital se erige como clave para adaptarse a las características del canal online y, de esto modo, ganar la fidelidad de los potenciales clientes.

A la hora de adaptarse y potenciar la venta online para compensar las pérdidas del comercio físico ante el confinamiento de la población, en el establecimiento de un plan de marketing digital hay que tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales.

Entre ellos, destaca la importancia de mantener comunicación online fluida y transparente con los clientes de forma continuada, ya sea mediante redes sociales o sus páginas web para la venta online. Pero sin olvidar la importancia de contar con un servicio de posventa flexible y adaptado a circunstancias como las actuales.

Diversificar la demanda se convierte en otra cuestión clave a tener muy en cuenta para negocios como los supermercados y, cuando sea posible, satisfacerla tanto online como offline de la forma más eficiente posible para satisfacer las necesidades del cliente. En este sentido, centrarse en una audiencia local, así como segmentar los intereses y características de los usuarios se convierte en fundamental para conocer bien a quién se dirigen y satisfacer sus demandas.

× ¿En qué podemos ayudarte?